Ultimas noticias

domingo, 8 de enero de 2012

Botellas pet crean industria y sus productos se exportan a Europa

El negocio del reciclaje de botellas pet en Bolivia ha creado dos industrias exitosas que generan empleo, recursos y sus productos se exportan a Europa. Marecbol, en El Alto, y la Empresa de Envases, Papeles y Cartones SA (Empacar), en Santa Cruz, son las únicas en este rubro.

La actividad del reciclaje de botellas pet en el país es relativamente nueva, pese a que la cadena de recolección y producción involucra a miles de personas que viven de este trabajo, afirma el gerente general de la empresa Marecbol, Humberto Carmona.

El resto son acopiadoras y revenden las botellas pet (de plástico) en fardos al Perú y Chile que regresan en productos de plástico procesados.

Según la experiencia de nueve años que tiene en este negocio, Carmona sostiene que al menos unas 1.500 toneladas de material reciclable se generan en Bolivia y de ese monto entre 800 a 1.000 toneladas corresponden a las botellas Pet.

Otros son los datos oficiales. La Dirección General de Gestión Integral de Residuos Sólidos (DGGIRS), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, difunde que cada día se recuperan 175 toneladas de material reciclable; un promedio de 5.250 toneladas al mes.

El informe oficial señala que las estadísticas corresponden a los datos totales de los residuos reciclables acopiados, por empresas y microempresas, en las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. Esto supone el 4% del total de residuos sólidos generados y el 17% de los residuos inorgánicos reciclables generados a nivel nacional.

La fracción orgánica representa más del 55% del total de los residuos generados. Los residuos inorgánicos reciclables representan el 22,1% y el 22,7% restante es considerado como residuo no aprovechable.

Marecbol este año cumplirá una década como pionera en el mercado de la fabricación de productos plásticos derivados del reciclaje. Actualmente exportan hojuelas de plástico (botellas desmenuzadas) a Europa y Estados Unidos y sunchus o botellas pet recicladas, procesadas y convertidas en cintas de plástico verde que sirven para empacar cajas de manzana, este producto se va a Chile.

El emprendedor cochabambino lamenta que ni el Estado ni los gobiernos municipales brindan incentivos para la demanda de mayor producción o seguridad jurídica para la inversión. “Prácticamente trabajamos solos. No hay grandes campañas que apoyen realmente el reciclaje, pero la posibilidad de trabajo hace que el negocio siga creciendo cada vez más”, enfatiza Carmona.

Acogerse a los beneficios de la Ley de Promoción Económica que creó el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto fue un beneficio porque la empresa que allí invierte está excenta de pagar el impuesto a las utilidades, el pago del gravamen arancelario e impuesto al valor agregado, impuestos a la propiedad de bienes inmuebles, descuentos de los impuestos de dominio municipal y el pago único del 3% por importaciones menores.

Carmona sugiere que el Estado debería entregar incentivos a través de bonos o devoluciones impositivas, que sea más atractivo para la inversión en este rubro. Si bien continúa invirtiendo, le preocupa la seguridad jurídica ante la falta de leyes para el sector económico y productivo.

La empresa Empacar es de reciente creación y pertenece al empresario cruceño Ivo Kuljis, que ingresa al mercado con una fuerte inversión. Esta empresa está ubicada en el quinto anillo del parque industrial de la ciudad de Santa Cruz. Es una de las mayores recolectoras de material de plástico. Su actividad principal es la elaboracion de cajas de cartón y todo tipo de embalajes y soplado de pet.

Tanto Marecbol como Empacar son empresas bolivianas que generan fuentes de empleo a través de la cadena del reciclaje de botellas pet. La actividad comienza en los mismos botaderos con los “palliris” o segregadores de basura. Estos venden por kilo el material recogido en los centros de acopio, tiendas ubicadas en barrios de La Paz y El Alto. El precio fluctúa entre Bs 1 y Bs 1,50. Los acopiadores venden por tonelada a las empresas recicladoras.

El precio de la tonelada de botellas pet en la fábrica vale Bs 3.700. Una botella en la basura es dinero, reflexionan empresarios y recolectores, y además genera trabajo para mucha gente que hoy no lo tiene.

Dentro de lo que significa apoyo o incentivo de las instituciones públicas para dar impulso al reciclaje, los municipios de La Paz y El Alto están implementando programas novedosos para enseñar a la población a reciclar la basura inorgánica.

De acuerdo con los datos de la Dirección de Calidad Ambiental del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, hay por lo menos 1.600 segregadores de basura en la ciudad y de ellos el 50% están ubicados en el Macrodistrito Sur.

Francisco Suárez, director interino de esta dependencia, anunció que a mediados de enero arrancará un proyecto de segregadores, quienes recibirán dotación de material de trabajo y capacitación para la recolección de residuos sólidos en la zona Sur de La Paz.

Campañas. El municipio paceño está apoyando la campaña Ecovale, que consiste en la recolección de residuos sólidos que pueden ser intercambiados por productos en la cadena del supermercado Ketal.

“Hay 110 toneladas diarias de basura que se puede salvar con los segregadores, porque de todos los materiales ahora sólo se rescata el 25%”, detalla Suárez.Y alerta que uno de los grandes problemas es que la población no separa los residuos y los bota todos por igual. “Al separar los residuos es donde los segregadores tardan. Si la gente separaría, se recogería una mayor cantidad de materiales”, expresó el funcionario municipal.

Paralelamente, el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto creó en agosto del año pasado la Casa Municipal de Reciclaje con el objetivo de acopiar cartones, papeles, nylon y botellas Pet.

El responsable de Comunicación y Educación Cosea, de la Empresa Municipal de Aseo El Alto (Emalt), Limbert Surco, informó de que desde agosto a noviembre de 2011, acopiaron 1.463 botellas pet con una inversión de Bs 5.103 al precio de Bs 3,50 el kilo.

El objetivo del municipio de El Alto es acopiar material reciclable para avanzar en la creación de una fábrica recicladora de botellas pet que produzca canasteros plásticos, que se destinarían a las unidades educativas fiscales. “Sólo depende de la decisión de las autoridades superiores del Gobierno municipal para que se materialice este proyecto, que puede ser la primera empresa municipal de reciclaje de plásticos”, comentó Surco.

La Casa Municipal de Reciclaje, ubicada en la plaza Obelisco, en la ciudad de El Alto, definió un tarifario por kilo para comprar los productos reciclados a segregadores: el cartón vale Bs 0,80 por kilo, el nylon cuesta Bs 2 y las latas de aluminio están a Bs 6.

Se calcula que mensualmente hay un movimiento de 68 toneladas de botellas pet. A un precio de Bs 1,30 se obtiene Bs 86.994.

Las propiedades físicas de las botellas pet y su capacidad para cumplir diversas especificaciones técnicas han sido las razones por las que el material alcanza un desarrollo importante en la producción de fibras textiles y una gran diversidad de envases. En el caso de Bolivia, se observa un desarrollo relevante del negocio del reciclaje que requiere de más apoyo.

175 TONELADAS DÍA DE RECICLABLES

Según los informes oficiales de la Dirección General de Gestión Integral de Residuos Sólidos (DGGIRS), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, por lo menos cada día se recupera 175 toneladas de material reciclable, lo que daría un promedio de 5.250 toneladas al mes. La fracción orgánica representa más del 55% del total de los residuos generados. Los residuos inorgánicos reciclables representan el 22,1% y el 22,7% restante es residuo no aprovechable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Articulos mas recientes