Ultimas noticias

sábado, 23 de mayo de 2015

Panificadores normalizarán la venta de pan con marraqueta

Tras parar la producción del pan de batalla en las ciudades de El Alto y La Paz por la eliminación de la subvención a la harina por parte del Gobierno, los panificadores retomaron la elaboración del producto y su venta a Bs 0,40 la unidad.
El presidente de la Federación de Panificadores de La Paz, Feliz Quenta, indicó que se comercializó en la urbe paceña y alteña todos los tipos de pan, incluyendo a la marraqueta pero en menor cantidad.
“En el mismo mercado a partir de mañana o esta tarde (por ayer) se va a regular. Los mismos clientes son los que nos exigen y automáticamente la venta será normal”, indicó.
Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Panificadores, Daniel Lamas, aseguró que el sector se encuentra totalmente dispuesto a dialogar con el Gobierno, por lo que esperan una respuesta a la carta oficial presentanda el jueves, donde se anuncia la suspensión de las medidas de presión con la declaratoria de un cuarto intermedio.
“Presentamos la nota y esperamos una respuesta para tener un diálogo con el Gobierno”, dijo el dirigente.

Quintal de harina a Bs 150
La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) comercializa harina de trigo de forma regular en todas sus sucursales de venta a un costo de Bs 150 el quintal (qq) con el objetivo de que la población adquiera el producto a precio justo.

Pan a Bs 0,40
La producción y venta de pan a Bs 0,40 se normalizó en el país, en tanto, Cambio evidenció la falta de la marraqueta en algunas tiendas y mercados de la ciudad de La Paz.
“Los panaderos estan trayendo poca marraqueta, pero dijeron que nos entregarán más cuando se regularice el trabajo”, explicó Amanda Rojas, vendora del mercado 14 de Septiembre.
El Gobierno destinó Bs 904 millones desde el 2011 a la subvención de la harina por su alto precio y tras conocer su reducción se eliminó el subsidio.

Vicepresidente: El pueblo derrotó al paro
El vicepresidente Álvaro García Linera indicó que el pueblo “derrotó” el paro de los panificadores porque consideró que los argumentos planteados por el Estado “eran justos”.
“Cuando la harina valía Bs 290 el quintal nosotros subvencionábamos comprando caro a Bs 290 y vendíamos a loa panaderos a Bs 150”, explicó en una entrevista en un medio de comunicación.
Asimismo, el presidente Evo Morales, señaló que luego de la conexión de gas natural en el país, el sector panificador disminuyó sus costos de producción en un 75%, siendo otro beneficio más que ellos recibián, luego de la subvención a la harina de trigo.
“Si los panaderos que tienen gas domiciliario rebajan sus costos de operación con 75%, es harto y no es posible que nos cobren Bs 0,50 por pan”, dijo.

La marraqueta desapareció de los mercados paceños

La población se volcó ayer a las panaderías y los centros de venta de pan, después de cuatro días del paro que cumplieron los panificadores, para adquirir el principal alimento familiar. Pero fue grande la sorpresa al ver que el pan de batalla o marraqueta prácticamente desapareció, tal como advirtieron los dirigentes.

El Gobierno dijo que en caso que no se normalice la comercialización del pan, incluida la venta de la tradicional marraqueta paceña, no convocarían a los dirigentes a dialogar.

Cabe recordar que los panificadores del departamento de La Paz convocaron a un paro de 48 horas, por la decisión del Ejecutivo de suspender la subvención del precio del pan, que se extendió a 96 horas.

El Ministerio de Desarrollo Productivo tuvo que extremar recursos y pedir ayuda a los militares para tratar de satisfacer la demanda de pan, pero fue imposible, debido a que solamente lograron producir algo más de 200 mil unidades diarias, cuando el consumo por día es de más de tres millones, según cálculos de los propios dirigentes de los panificadores.

El jueves en la tarde, el sector decidió ingresar en un cuarto intermedio en las medidas de presión en espera del diálogo.

UNA VENTA CLANDESTINA. Si bien las comercializadoras de pan acataron la disposición de su dirigencia de no vender marraqueta, se pudo observar que algunas vendedoras lo hacían, pero de forma clandestina, para evitar represalias de sus representantes. El control, que se había intensificado por parte de las autoridades, tanto municipales como gubernamentales, ayer no se pudo observar.

La población compró una gran cantidad de pan ante el temor de que nuevamente el sector determine un paro. La Red Erbol constató que las personas adquirían entre 20 y 30 unidades de pan, lo que hizo desaparecer el alimento apenas salía a la venta. Esto obligó a incrementar la producción, como ocurrió en la zona de San Pedro, donde se pudo evidenciar que la compra masiva del producto hacía que se acabe en algunas horas. El dirigente de la Federación de Panificadores de La Paz, Félix Quenta, reiteró que aguardarán la convocatoria de la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, "la autoridad quiere subir el precio del quintal de harina de 130 a 150 bolivianos, la Ministra no está contemplando la repartición de pan que realizamos en las laderas".

viernes, 22 de mayo de 2015

Fundempresa busca reducir tiempo y costo de formalización empresarial

Reducir la burocracia y el costo de la formalización de las empresas es uno de los cinco proyectos que impulsa en su recién iniciada gestión el nuevo director de Fundempresa, Guillermo Schrupp.

En una visita realizada a este medio, Schrupp, quien además es presidente de la Cámara de Constructores de Santa Cruz, explicó que el programa anual de Fundempresa descansa sobre cinco pilares y uno de ellos es la reducción de la burocracia en el registro empresarial.

La meta es crear una ventanilla única para el trámite, con ese objetivo se visitó Uruguay y Costa Rica, países con mayor avance en cuanto a registro ágil se refiere.

El ejecutivo explicó que, según el último informe “Doing Business” del Banco Mundial, el trámite para abrir un negocio formal en Bolivia demora 49 días, mientras que a nivel regional toma 30 días y en países desarrollados toma siete a 10 días. En Bolivia, el trámite supone 15 pasos entre impuestos, seguro de salud, Alcaldía y otros, cuesta 1.852 bolivianos en promedio.

El objetivo del programa es reducir el tiempo al menos a los 30 días promedio de la región y que el costo no supere los 500 bolivianos. “Hay voluntad política del Gobierno para desarrollar y se está avanzando en acuerdos con el resto de los actores”, señaló Schrupp.

Otro de los proyectos es aumentar el nivel de formalización, considerando que sólo el 20 por ciento de las 721 mil unidades productivas del país son formales. El objetivo es que las empresas, además, puedan acceder a créditos, planes de desarrollo y otras posibilidades de crecimiento.

Ligada a la formalización está la disponibilidad de datos estadísticos, uno de los fuertes de Fundempresa, que, según explicó Schrupp, permite diseñar políticas necesarias y tomar decisiones adecuadas.

El cuarto pilar es un proyecto piloto de núcleos empresariales en el que actualmente participan 500 empresas que reciben capacitación en temas administrativos, financieros y comerciales.

El último pilar está relacionado con la eficiencia, que en Fundempresa llega a 99,7 por ciento; pero la meta es elevar ese porcentaje en la atención y resolución de problemas, señaló el ejecutivo.

Fundempresa es concesionaria del Registro de Comercio de Bolivia hasta 2022.

Articulos mas recientes