Ultimas noticias

jueves, 4 de febrero de 2016

Las espumas carnavaleras se venden por último año en la urbe

Este es el último año en el que el municipio autoriza la venta y uso de espumas artificiales; a partir de 2017 estos productos -ilegales o legales- estarán prohibidos. La concejala Kathya Salazar, de SOL.bo, señaló que esta medida se debe al daño que causan en la salud de las personas y principalmente al medio ambiente.

El Concejo aprobó ayer la ordenanza de prohibiciones del Carnaval. En el documento se sanciona el uso indiscriminado de espuma y se advierte que este es el último año en el que está permitido su uso.

"Este va a ser el último año en el que se vendan las espumas. Es importante que la ciudadanía tome conciencia y pueda recibir las señales diversas a nivel nacional y local en cuanto al peligro que tiene el uso de estos productos en nuestros niños y nuestro medio ambiente”, indicó Salazar al terminar el pleno del Concejo.

La activista Kiyomi Nogumo, de la Red por la Tierra y el Clima WECAN, señaló que en los últimos años el uso de las espumas se ha incrementado y ha causado daño a la piel y los ojos de usuarios y a la capa de ozono. "La producción y consumo de una lata de espuma queda 222 años en la atmósfera y aporta a las emisiones de gases que causan el efecto invernadero”, dijo.

Aclaró que en otros países el uso y venta de las espumas ya está normado y se exige que tengan componentes no dañinos. "Pero no son esos productos los que llegan acá; y ello es muy preocupante, porque nosotros recibimos lo que está prohibido en otros países. Hay productos que indican en su etiqueta que sólo se venden en Bolivia”.

Como parte de la gestión, se enviará una carta y una recomendación a los ministerios de Salud y Medio Ambiente para pedir la prohibición de la internación del producto al país.

Para este Carnaval, Salazar recomendó a la población que no compre las espumas y que evite el juego con ellas. Son dañinas, reiteró la concejala.

Producto dañino
Temperatura Carmen Capriles, de Reacción Climática, señaló que los compuestos de las espumas aportan al calentamiento global, que ya ha causado problemas en el país. "En enero ha habido cinco departamentos que han sobrepasado las temperaturas máximas”.
Artificiales Indicó que al ser un producto artificial, no vuelve a la naturaleza como el agua y otros compuestos, sino que se queda en el ambiente.
Normativas Las activistas recalcaron que hay las normativas internacionales base para la prohibición de estos productos, como el protocolo de Montreal, que fue ratificado por ley a escala nacional.

Prohibirán la comercialización y uso de espumas en carnaval

La concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS), Mavel Machicado, informó el miércoles que desde el próximo año estará prohibida la comercialización y el uso de espumas en carnaval, tomando en cuenta que afecta a la capa de ozono y la Madre Tierra.

"Este es el último año que se van a poder comercializar y utilizar esta espumas, porque hay una normativa que establece el cuidado de la capa de ozono y al medio ambiente", informó a los periodistas.

Explicó que se prevé enviar una solicitud al Gobierno para prohibir su uso a nivel nacional.

La concejal informó que en este año se comercializarán 5 marcas de espumas: 2 de procedencia nacional, 2 argentinas, y una colombiana.

Recordó que el Concejo Municipal intentó prohibir su uso a través de una ordenanza municipal pero, a su juicio, a destiempo, tomando en cuenta que los comercializadores ya compraron ese producto con antelación "y no se puede afectar económicamente a los comerciantes".

Esa norma, que surgió a iniciativa de las concejalas de la agrupación ciudadana Soberanía y Libertad (Sol.bo), Cecilia Chacón y Kathia Salazar, busca preservar la salud de las personas y evitar el daño a la capa de ozono que, por el uso de cada espuma, sufre un irreversible deterioro.

Según datos oficiales, algunas marcas de espumas artificiales contienen hidrocloroflourocarbonos (HCFC), que destruye la capa de ozono en la estratósfera, la capa que protege de la radiación solar.

Puertos chilenos registran reducción de carga boliviana

El desaceleramiento del comercio exterior de Bolivia durante el 2015 también ha repercutido en la transferencia de carga por puertos chilenos, registrando una disminución de hasta el 4% a comparación del mismo periodo del 2014. En este marco, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el país culminó el año pasado con una balanza negativa de $us 773 millones en cuanto a exportaciones e importaciones se refiere.

Menos carga por puertos chilenos. Según datos de Terminal Puerto Arica (TPA), el 2015 se transfirió 2.360.000 toneladas de carga boliviana, registrando una disminución del 4%, puesto que en similar periodo del 2014, movieron 2.460.985 toneladas.

A pesar de este leve desaceleramiento que registró el TPA, la carga boliviana de importación y exportación representa el 77% del volumen que movió este puerto la pasada gestión.

Asimismo, Iquique Terminal Internacional (ITI) registró también una disminución el movimiento de carga boliviana, puesto que de 175.696 toneladas transferidas el 2014, la pasada gestión registró una transferencia de 171.548 toneladas, teniendo una disminución de 2.3% en volúmenes de carga de importación y exportación.

De este total un 79.782 toneladas fue ocupado para importaciones y 91.766 para exportaciones.

La importancia de Puerto Arica. La TPA remarcó que el 14% de la carga boliviana que es transferida por este puerto, está destinada a proyectos emblemáticos en Bolivia como las plantas cementeras y el Parque Eólico, como también el movimiento de acero de construcción que superó las expectativas y permitió centralizar prácticamente todos sus movimientos del Pacífico por Arica.

Hay déficit en la balanza comercial. El valor de las exportaciones bolivianas registró una caída de 31,6 % en 2015, lo que provocó un déficit comercial de 773,8 millones de dólares, el primero después de 12 años de tener una balanza comercial con saldos positivos, informó el INE.

Articulos mas recientes