sábado, 7 de noviembre de 2015

Gomaplas transforma llantas en desuso en suelas

Las llantas usadas que actualmente contaminan ríos, calles y parques o que rebalsan en los botaderos de cada ciudad, podrían ser parte de la suela de sus zapatos.

La empresa fabricante de este producto, Gomaplas, lleva 15 años realizando este proceso en base a material de desecho.

“Nuestra labor tiene que ver con el cuidado del medio ambiente. Tratamos de reciclar todas las llantas que podamos para convertirlas en un producto nuevo con un valor agregado", afirma Pablo Ferrufino, gerente propietario de Gomaplas.

Mediante un proceso de acopio, triturado, cocción y moldeado, la empresa transforma la basura de goma en un nuevo producto a un ritmo de dos toneladas de llantas molidas por mes.

La planta tiene una capacidad de producción de 2.400 pares de plantillas por día, lo que le permite abastecer la demanda de los microtalleres fabricantes de zapatos.

Gomaplas tiene mercados en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. El proceso de fabricación consiste en mezclar las llantas molidas con goma natural proveniente de Beni. Ambos materiales dan como resultado la goma en pasta para elaborar los diferentes modelos de plantillas.

Un poco de historia

La empresa nació 1995 como un emprendimiento familiar en la vivienda del gerente propietario, en la cual, con una sola máquina, se comenzó a fabricar las primeras plantillas de PVC.

“El mercado, en esa época, era muy escaso. Había muy pocos talleres de zapatería. En el transcurso de los años, comenzamos a incursionar con la goma como material de fabricación”, recuerda Ferrufino.

En el 2000, Gomaplas inició la construcción de su fábrica ubicada en el kilómetro 15 de la carretera antigua a Vinto.

Pequeños talleres

El propietario de Gomaplas afirma que en Bolivia existen alrededor de 1.500 talleres de zapatos de pequeños empresarios, que no tienen mucha notoriedad por parte de los grandes mercados. “En Cochabamba debe haber por lo menos 150 talleres y cada uno está compuesto por unas 20 a 25 personas. Esos talleres representan nuestro mercado, que es muy productivo e interesante”, comenta Ferrufino.

Además, explica que su microempresa se dedica exclusivamente a los fabricantes minoristas de zapatos, porque son clientes más accesibles, y en sus talleres se pueden encontrar productos de calidad por las nuevas máquinas que están utilizando.

“Estos talleres producen bastante, por lo menos unos 1.200 pares de calzados a la semana”, remarca.

El mercado de calzado ha tenido un gran desarrollo con los pequeños talleres que están compitiendo con las grandes empresas de zapatos. “El mercado nacional es muy grande y con un poco más de inversión se puede dejar de importar este tipo de productos", considera.

La fábrica

La fábrica cuenta con diferentes ambientes en los cuales se elaboran las plantillas. El proceso comienza en la sección de molinos en la que se procesan las materias primas. Luego, se mezclan las llantas usadas, picadas, con goma natural a 180 centígrados de temperatura. Posteriormente, en las prensas, se moldean las suelas, y de ahí se corta el producto para, finalmente, llevarlo a la bodega.

Asimismo, hay una sección de maquetería en la cual se hacen los diseños y los moldes.

"Tratamos de reciclar todas las llantas que podamos para convertirlas en un producto nuevo"



Suelas de color

La nueva iniciativa de Gomaplas que ejecuta desde hace un año es la fabricación de suelas de diferentes colores para abarcar el mercado de las zapatillas deportivas.

"Los nuevos modelos y diseños coloridos nos sirven para ofrecer nuestros productos a fabricantes que realizan zapatos deportivos", menciona el gerente propietario.

Asimismo, lamenta que exista una competencia desleal por parte del contrabando, por lo que es necesario elaborar nuevos productos.

“Lamentablemente el contrabando está a la orden del día. Eso nos ha perjudicado, pero hay que seguir luchando. Hay que seguir trabajando para ofrecer nuevos productos”, comenta.

El emprendimiento también pretende sacar una nueva gama de productos en base a goma eva.

"Queremos incursionar en la goma eva. Vamos a tener este proyecto hasta fin de año y comenzaremos con una nueva iniciativa", agrega Ferrufino relatando el crecimiento de Gomaplas.



Materia prima

Gomaplas adquiere la materia prima de diferentes centros de acumulación de llantas de Cochabamba.

Este material llega a la fábrica en forma triturada para así poder procesarse de forma más rápida.

"Nosotros tratamos de traer material de llantas usadas de La Paz y de otros departamentos que nos ofrezcan mejor precio", explica Ferrufino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario