jueves, 21 de mayo de 2015

Joyeros rechazan el pago de regalías fijadas en el DS 2288



La asociación que aglutina a cerca de 35 joyeros en Tarija rechaza de manera contundente el Decreto Supremo Nº 2288,

sobre la obligatoriedad del registro como agentes de retención para el pago de regalías mineras. El sector, a nivel nacional, se declaró en emergencia e instruyó a sus afiliados no acudir al registro bajo ninguna circunstancia, por el contrario preparar medidas de presión en sus respectivas ciudades y bloqueos en forma simultánea, hasta la revisión y posterior modificación de la retención porcentual impositiva. Los joyeros aguardan que el Ministerio de Minería los convoque a una reunión para debatir la problemática del gremio.
Antes de esta disposición no existía control a estos comercios, pero ahora con la Ley de Minería se le da competencia al Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom) para que controle a los manufactureros y a todos involucrados en ese rubro en general.
El presidente de la Asociación, Artesanos, Mixta de Orfebres, Relojeros Tarija (Aamort), José Delgado, dijo que a través de la norma emitida por el Gobierno Central, las joyerías se convierten en agentes de retención.
“En el supuesto caso de que venga un minero a vender su oro yo le tengo que decir que el Gobierno ha lanzado un Decreto Supremo y que le tengo que retener un porcentaje del monto que me está cobrando –mencionó Delgado–. El minero puede preferir no venderme o en último caso elevar el precio, es por ello que está norma es complicada”.

Pedidos
En el caso particular de Tarija, la organización de joyeros demanda al Gobierno Central habilitar un centro de acopio de los minerales; oro y plata. “Los joyeros en Tarija no tenemos dónde adquirir la materia prima –dijo Delgado–. Tenemos que viajar al interior, ya sea a La Paz, Cochabamba o Santa Cruz”.
Delgado está consciente de la fuga que existe en torno al oro, porque son las empresas mineras grandes las que extraen en cantidades superiores y son a estas a las que se identifica como no tributarias a favor del Estado. Por tanto, plantean que primero se ejerza el control sobre las empresas que se dedican a la comercialización del oro y plata, para que así los orfebres adquieran de estos que están legalmente establecidos y se les otorgue facturas.
Similar postura mantiene el presidente de la Federación de Orfebres y Relojeros de Bolivia, Ronald Pérez, quien dijo que el Gobierno Nacional está equivocados al pensar que todos los joyeros son empresarios grandes, aseguran que al menos el 85% de artesanos son de la clase media baja.
“Nos quieren adjudicar algo que no nos corresponde, estamos muy molestos con el Gobierno –mencionó Pérez–. A nosotros no nos han consultado nada”.
Consideran que la norma debería estar orientada a los grandes comerciantes de oro y plata y no a los joyeros que en la actualidad deben luchar contra el mercado de la bisutería de fantasía.
Los joyeros a nivel nacional aseguran que la mayor parte de la producción de oro y plata es destinada a la exportación y venta externa, y no a la comercialización en el mercado interno, en perjuicio de los derechos de sus afiliados, por lo cual les resulta imposible asumir la función de agentes de retención.
De acuerdo a Pérez, en la reunión sostenida hace un par de días en la ciudad de La Paz se determinó tres puntos: el primero, piden al Gobierno crear empresas o alianzas estratégicas para que los orfebres compren con factura el oro y la plata. Segundo, piden un seguro social y por último resolver la imposición que establece el DS 2288 en contra de los joyeros.

Sanciones
Las joyerías que incumplan la disposición serán sancionadas según el artículo 11 en sus tres incisos. Quien traslade minerales y metales del municipio de origen y no efectúe la declaración en el Formulario 101 será multado con el 10% sobre el valor de regalía minera deducida.
Quienes no presenten los Libros de Venta Bruta - Control RM y de Compra - Control RM de la regalía minera en los plazos establecidos (en el artículo 12 del decreto 29577) serán sancionados con una multa de UFV 3.000 (6.128,58 bolivianos) por cada libro no presentado, que deberá ser pagada al Gobierno departamental máximo en quince días hábiles administrativos.
De persistir el incumplimiento, se aplicará una multa diaria de UFV 200 (408,572 bolivianos) por cada libro no presentado en un término de 30 días.

En Tarija no existe el ente para que haga los controles

El Decreto Supremo 2288 establece que las gobernaciones, en coordinación con el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom) controlarán que las joyerías y empresas manufactureras paguen regalías mineras al Estado. El presidente de la Asociación, Artesanos, Mixta de Orfebres, Relojeros Tarija (Aamort), José Delgado, señaló que en Tarija no existe el ente para que los joyeros puedan registrarse. “Por instructiva nacional nadie debe hacer caso al DS 2288 –mencionó Delgado–. Vamos a esperar que el Gobierno Nacional dé soluciones concretas”.
El inciso dos del artículo seis de la norma atribuye a las gobernaciones la ejecución de inspecciones a establecimientos de comercialización, incluidas las actividades de manufactura, joyería o personas naturales o jurídicas que elaboren productos industrializados, en base a minerales y metales.

1 comentario:

  1. El fin de esta norma, es el de controlar el efectivo pago de la regalía minera y que sea en beneficio del departamento y municipio productor, sin embargo surge la necesidad de implementar mecanismos de control sectorial y no asi generalizarlos, en lo que concierne a los joyeros muchos comercializadores se amparan en este tipo de actividad con el fin de evadir el pago de la RM.

    ResponderEliminar